• 24 horas/ 365días
  • Teléfono de Contacto: 954 502 428
  • Teléfono de Urgencias: 954 280 320

Safinco Central

+34 954 502428

Safinco Los Remedios

+34 954 280644

Sede Social

Ed. SAFINCO - Calle Adriano 7

Envíanos un correo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Convenio Regulador

Solicitenos Oferta sin compromiso

 

Cuando se solicita la separación o el divorcio de mutuo acuerdo entre los cónyuges, deberá acompañarse necesariamente a la demanda, la propuesta del Convenio Regulador, con el cual se regulan las relaciones, derechos y obligaciones entre los cónyuges tras la separación y/o el divorcio, así como sus consecuencias. Y esto es así porque dichas relaciones, derechos y obligaciones siguen existiendo tras la disolución del matrimonio, sobre todo y desde luego si han nacido hijos fruto del matrimonio o pareja de hecho. Pero además se han de regular otras cuestiones como son el patrimonio de la pareja, alimentos, etc...

Por tanto es indudable que las relaciones tras la ruptura existen, se prolongarán en el tiempo y es preciso regularlas, y con ello evitar, en la medida de lo posible, cualquier conflicto que pueda surgir en el futuro.

El Convenio Regulador deberá recoger, por imperativo legal, los siguientes extremos:

  • La Patria Potestad que, salvo excepciones muy justificadas, seguirá correspondiendo a ambos progenitores
  • La atribución a uno de los cónyuges de la guardia y custodia de los hijos (cónyuge custodio). Un concepto en el que empiezan a surgir nuevos modelos de autoridad y corresponsabilidad parental, como la custodia compartida
  • El régimen de relación, comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos. Un régimen al que no debemos denominar régimen "de visitas", porque ningún padre o madre se ha de convertir en un visitador
  • La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar
  • La contribución a las cargas del matrimonio
  • La pensión alimenticia a favor de los hijos (pudiendo ser incluso a favor de la madre), así como su actualización anual
  • La liquidación del régimen económico del matrimonio
  • La pensión compensatoria a favor de uno de los cónyuges, pero sólo cuando la separación o el divorcio produzca desequilibrio económico, e implique un empeoramiento respecto a su situación en el matrimonio

DE MUTUO ACUERDO: Los acuerdos que los cónyuges plasmen en este Convenio Regulador deberán ser aprobados en resolución judicial, salvo si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges.

CONTENCIOSO: Si no hay acuerdo entre los cónyuges, lo que ocurre en el caso de separación o divorcio contencioso, corresponderá al Juez adoptar las medidas que regulen a uno u otro.

El Convenio Regulador debe ser aceptado y firmado, con pleno conocimiento y convencimiento de sus consecuencias por cada cónyuge, puesto que sólo podrá modificarse cuando se alteren sustancialmente las circunstancias existentes en el momento de la separación o divorcio. Sencillamente, una vez ratificado judicialmente, no hay marcha atrás.

Compártelo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Escribir comentario (0 Comentarios)

Somos profesionales colegiados

Suscríbase a nuestra revista digital. Es gratuita.

Copyright © diseño: safinco.com -  Condiciones legales - Safinco en Google