• 24 horas/ 365días
  • Teléfono de Contacto: 954 502 428
  • Teléfono de Urgencias: 954 280 320

Factoring inmobiliario: una oportunidad financiera para arrendadores

El factoring es un recurso financiero utilizado habitualmente por las empresas. A través de este mecanismo, las compañías eliminan la incertidumbre de tener que esperar días o incluso meses a cobrar una factura. De esta forma se elimina el riesgo de que el cliente eventualmente no cumpla con su deuda y, además, es una manera de conseguir financiación de forma rápida sencilla. Las entidades que ofrecen soluciones de factoring normalmente son los bancos y, a cambio de adelantar el cobro de facturas pendientes, cobran una comisión.

Factoring inmobiliario, una nueva forma de financiación

Factoring inmobiliario: una nueva forma de financiación

Recientemente el factoring ha llegado al sector inmobiliario, más concretamente al mercado del alquiler. En este caso, la compañía financiera se encarga de anticipar al arrendador las rentas de su inmueble. Esto supone que, en vez de cobrar al inquilino mes a mes, el propietario puede recibir hasta 1 año del alquiler en un único pago.

El factoring inmobiliario tiene múltiples beneficios para los arrendadores. Estas son algunas de las principales ventajas de cobrar las rentas por adelantado:

  • Liquidez inmediata: El precio del alquiler depende mucho del tipo de inmueble y de la zona en la que se encuentre. No obstante, hay diversas zonas de España -principalmente las grandes ciudades- en las que las rentas medias mensuales son superiores a los 1.000 euros. Esto significa que recibir un año del alquiler por adelantado puede suponer una inyección de liquidez de alrededor de 12.000 euros.
  • Eliminar el riesgo de impago: El factoring inmobiliario es una opción muy válida para protegerse frente a impagos. El propietario del inmueble recibe un año del alquiler y, a partir de ese momento, la entidad financiera es la que se encarga de gestionar el cobro de la renta. De esta forma, en caso de que se produzca un impago o retraso en el pago, el titular del inmueble siempre está protegido
  • Financiación sin restricciones: Los propietarios de un inmuebles en alquiler pueden solicitar un anticipo de las rentas independientemente de su historial crediticio. El inquilino será el encargado de devolver el adelanto del alquiler mes a mes y, por este motivo, no es relevante si el titular del inmueble figura en ficheros de morosidad como Rai o Asnef.
  • Capital para invertir: El factoring también es una solución de financiación que habitualmente utilizan los inversores inmobiliarios. La inyección de capital que supone recibir el alquiler por adelantado puede servir para reformar y poner a punto un piso para alquilarlo a un tercero o incluso para pagar la entrada de un nuevo inmueble.

Actualmente el adelanto de las rentas del alquiler es una solución financiera en auge pero que tan solo ofrecen algunas compañías. Una de ellas es Advancing, la primera fintech que ha empezado a comercializar este producto financiero en España.

 

Compártelo

Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Factoring Factoring inmobiliario

Copyright © diseño: safinco.com -  Condiciones legales

});})(jQuery);