• 24 horas/ 365días
  • Teléfono de Contacto: 954 502 428
  • Teléfono de Urgencias: 954 280 320

Instalación de salida de humos a través de patio

En una comunidad de propietarios un local de planta baja solicita permiso para instalar una salida de humos a través del patio. Algunos de los propietarios se muestran totalmente opuestos a esta instalación. ¿Qué criterio debe seguirse en cuanto a mayorías para la aprobación de este acuerdo, si procede?

La jurisprudencia señala que la instalación de una chimenea de extracción de humos a través de elementos comunes, cuando no existe una autorización expresa en los Estatutos, no sólo implica la realización de unas obras que afecten a elementos comunes del inmueble, como es el patio de luces o la fachada, sino que viene a conformar un supuesto de auténtica constitución de servidumbre, que no escapa a la disposición del art. 597 CC, que señala que para Imponer un gravamen de tal clase se necesita el consentimiento de todos los copropietarios; y de los arts. 5, 12 y 17.1 LPH, que exigen, igualmente dicho consentimiento unánime de todos los condueños del edificio en que se verifique la instalación de tales características, sin que tenga mayor trascendencia el que cuente con la licencia para la instalación de un establecimiento concreto, ya que estas normas (Ordenanza Municipal) en ningún caso pueden definir ni delimitar los derechos privativos de los ciudadanos, y su eficacia se ciñe a la relación de éstos con la Administración, sin que ésta pueda decidir cuestiones entre particulares regidas por las normas a las que es ajena aquella.

Es decir, el hecho de que las Ordenanzas Municipales exijan la chimenea, no condiciona la circunstancia de que, en todo caso, sea necesario el consentimiento unánime de junta de propietarios, pues no prevalecen estas normas administrativas sobre el régimen de la propiedad horizontal. (Así, a título de ejemplo, la sentencia del TS Sala 1a de 10 abril 1995 y la sentencia de la AP Madrid de 20 marzo 1997).
Tampoco puede considerarse la instalación de estas chimeneas como un "servicio de interés general", a los efectos de poder aplicar el régimen de acuerdos de las 3/5 partes de votos y coeficientes a los que se refiere el art. 17.1 LPH, dado que constituye un servicio en beneficio exclusivo del solicitante al que es ajena la comunidad.

Así, a falta de disposición estatutaria expresa autorizando al local, será condición imprescindible para permitir la instalación el consentimiento unánime de la junta de propietarios, de acuerdo con lo dispuesto en el inciso primero del art. 17.1 LPH, aunque tener tal chimenea venga exigida por las Ordenanzas Municipales u otras normas administrativas de carácter sectorial para que pueda instalarse alguna actividad en el local.

Fuente: Quantor

Compártelo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Somos profesionales colegiados

Suscríbase a nuestra revista digital. Es gratuita.

Copyright © diseño: safinco.com -  Condiciones legales - Safinco en Google